Blogia

Entrevistas

Entrevista José Luis Coll

Prox.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Entrevista Angeles Martín

Prox.

Entrevista Santiago Ramos

Prox.

Entrevista Fernando Conde

Prox.

Entrevista Millán Salcedo / 21-1-06

Entrevista Millán Salcedo / 21-1-06

(Foto: Belén Rueda)

  • Millán Salcedo, actor ¿así te gusta que te definan?

Si algún día hay que grabarlo en el sitio que corresponda me gustaría que pusiera actor característico. Es una definición que corresponde a la antigüedad en el mundo del teatro. El actor o la actriz de carácter era aquel que hacía tipos. Como yo soy un caricato, siempre me ha dedicado a la imitación, parodia, hacer personajes y ahora me toca hacer el personaje de Herodes.

  • En la actualidad representas a Herodes en el montaje teatral “Salomé”. Tu compañera de reparto María Adánez ha recibido críticas positivas y en tu caso buenas y no tan buenas. ¿Intentas reinventar a su personaje cada vez que subes al escenario sin importar las críticas?

Lo que tengo es la “losa” del bagaje humorístico de tantos años. A mucha gente se le hace un poco raro ver a alguien que se ha dedicado tantos años al humor en la tele haciendo un personaje dramático, pero no lo es tanto. Es un personaje histriónico que me va bien. Por eso, Miguel Nárros me ha elegido a mí en este caso, antes pensó en Javier Gurruchaga pero no lo pudo hacer y entonces me llamaron a mí y no me importó, me lo dijeron tan limpiamente como lo digo yo. Algo tendrá el agua cuando la bendicen, es decir, Nárros nos eligió tanto a Gurruchaga como a mí que nos dedicamos al humor, él más a la música, para esto del teatro estamos preparados todos. Se me han hecho complicado los tiempos, las pausas y otras muchas historias que no tienen nada que ver con la televisión, las salas de fiestas o las galas de verano, ya que, el teatro es otra cosa. Por ejemplo, una de las cosas que más me chocaba en los ensayos era dar la espalda al público y hablar, son cosas que se aprenden.

  • Tu personaje es histriónico, paranoico y asesino, ¿qué ritual sigues antes de meterte en un personaje con el que no puedes sentirte identificado?  

De alguna manera sí, en ese momento me toca hacer de Herodes y hago todo lo posible por creérmelo, me salen hasta lágrimas.

  • ¿En cuanto a lo de asesino también? 

Asesino..., ya sabemos como era este ser. En este caso, es un personaje loco que tiene un problema muy grave con sus estados anímicos. El director es el encargado de que demos la talla en este sentido. De momento, estoy muy contento como están ocurriendo las cosas y el aplauso del público al final es muy afectuoso, sobre todo como diciendo: Bueno, si lo que quieres es hacer teatro, adelante. No en vano, estudié arte dramático hace muchos años.

  • La historia dirigida por Nárros está ambienta en el actual Oriente Próximo y tiene como música de fondo el hip-hop en alguna escena, parece un poco extraño. ¿Cómo se asimila esto? 

(Indignado) No. En nuestro debut, una periodista de Sevilla en una rueda de prensa hizo una pregunta inoportuna y se produjo un silencio. Para intentar echarle un cable dije: Sí, además la danza es un hip-hop. Quedó muy claro que no porque luego dije que era una broma. Ella no debió entenderlo y puso en titular al día siguiente: “La danza de los siete velos en hip-hop”. ¿Victor Ullate como va hacer esto?, ¿qué irreverencia es esa?, qué mala persona es esa periodista sevillana. (A su compañera María Adánez): Otra Vez el hip-hop.

María Adánez: el hip-hop es una pesadilla.

  • ¿Qué te ha enganchado de este proyecto?, ¿tuviste dudas en aceptar el papel? 

No tuve dudas, en el mundo del teatro que te llame Miguel Nárros es lo máximo. Vamos a trabajar a grandes teatros, la gira y sobre todo el texto son estupendos.

  • ¿Qué buscas en el teatro? 

Estoy dispuesto para lo que me llamen, eran demasiados años con otras cosas aunque estuve muy feliz e hice lo que me dio la gana. Después de picotear en muchas cosas, nosotros escribíamos, dirigíamos nuestros cotarros e incluso me atrevía a co-guionizar, montar..., de todo. Tras estos años he decidido que lo que me gusta es actuar.

  • Escritor, guionista, humorista, actor de cine y televisión, ahora en teatro. ¿Qué ventajas ves respecto a sus trabajos anteriores?

    No son ventajas, lo que quiero es esto, donde está la base es en el directo, en el teatro.

  • ¿Qué impedimentos has tenido anteriormente?

Antes ni me lo planteaba, estaba cubriendo el periplo y los contratos locos que se hacían de tantos años. Estábamos en manos de yo que sé..., éramos peonzas hipertróficas dando vueltas por España en giras. No me he enterado de los 25 años que hemos estado porque no hemos parado (hace referencia a su etapa de Martes y Trece). Ahora quiero tomarme las cosas con más calma y sobre todo dedicarme a hacer una cosa y no veinte mil a la vez. 
  • Anteriormente hiciste zarzuela, ¿tus experiencias en teatro te han ayudado para interpretar “Salomé”? 

Sí, voy ha hacer otra vez.Yo empecé en teatro en una cosa que se llamaba Festivales de España hace muchos años, en mi segundo curso de arte dramático y tuve esa relación. Después de la mili vino Martes y Trece y ahora me hallo encima del escenario que me gusta, el teatro. Esto no significa que deje el humor, para el verano seguro que haré una cosa y para navidades tengo otra prevista en el teatro de la Zarzuela de Madrid, “Los sobrinos del capitán Grant”, un espectáculo maravilloso que no entiendo porque no se hace más. No se hace un gira porque los decorados son enormes.

  • Has tenido que pasar del género cómico al dramático, tu amigo Josema Yuste dijo en una entrevista: “Si eres popular, la gente se ríe con cualquier cosa que digas”. ¿Qué hay de cierto en esto?, ¿te ha supuesto un problema?  

El personaje de Herodes está montado con cierto histrionismo, exageración pero no tanto. Al principio, hay un par de cosas que están montadas donde el público ríe, sobre todo una que es un gag previsto. Poco a poco, la cosa se calma y al final ocurre...A lo mejor no era yo el indicado, al menos estoy cómodo y toda la compañía me ha ayudado mucho. Han sido muchos años haciendo otras cosas y tienes una imagen, no me importa porque estoy feliz con todo lo que está ocurriendo, sea bueno o malo.

  • En un montaje con 15 actores, ¿cómo es la convivencia?, ¿se ha formado un grupo compacto?. En la obra, ¿ha resultado complicado la combinación de las historias sobre el escenario? 

No. Aquí la palabra compañía cobra su máxima expresión porque estamos juntos a todas horas. Venimos de estar cinco días en Las Palmas, ha sido precioso, yo siempre digo: Nos vemos en Judea. Llegamos aquí y, como el escenario y el decorado son el mismo, pues es Judea, ahora somos aquellos, lo que va a ocurrir, lo que escribió Oscar Wilde. Por cierto, se respeta el texto íntegramente, la adaptación ha sido de Mauro Armiño.

  • Tu compañera María Adánez dijo en una entrevista: “Salomé refleja lo dañino que puede ser el poder”. Los que tienen el poder son los políticos. A tu modo de ver, ¿apoyan, dañan o ignoran el teatro? 

Bastante protagonismo tienen en esa enorme pasarela que ocupan que es España, son muy vedettes. Cuando subió al poder el PSOE con Alfonso Guerra (1982), lo primero que colocó en la mesa de su despacho fue el libro de “La Regenta”. Pensamos que iba a apoyar el teatro, pero sigue igual. Estamos en manos de un convenio que sólo favorece a los productores y hay un 80% de paro constantemente. Nosotros no nos podemos quejar porque estamos con Miguel Nárros, equivale a que en cine te dirija Stanley Kubrick. Las productoras y los directores de casting son otra historia, no me gusta la injusticia y aquí hay mucha. Ese cantar que tienen los productores de: “Llueva o truene el espectáculo debe continuar”. En otras profesiones pides la baja y no trabajas, pero aquí tenemos que salir hasta con gripe.  Con los autores que tenemos, con el siglo de oro que tuvimos, veo que pasan los gobiernos y no se apoya nada. Cualquiera se puede dedicar a esto, un chico mono pilla un papel en una serie o casting y ya está. La pureza que tiene el teatro después de tantos años como llevo en esta profesión, y pudiendo elegir, ahora me lo tomo de otra manera y elijo el teatro. A todos nos encantaría trabajar con Miguel Nárros y a mí me ha ocurrido este sueño, no sé mañana que sucederá.

  • En televisión importan las audiencias y en el teatro el público, ¿cómo va de público y aplausos hasta hoy “Salome”? 

(Contempla el patio de butacas). Estaba esperando y absolutamente colgado y enganchado, esto es una maravilla. Antes íbamos a trabajar a Murcia y en lugar de venir a un teatro nos llevaban a una plaza de toros o un campo de fútbol que está muy bien como punto comercial, significa que teníamos mucha acogida. Nos hemos perdido sitios maravillosos como por ejemplo cuando fuimos a mi tierra, Almagro. Pensé: Por fin voy a trabajar en el corral de comedias de Almagro. Nos metieron en una plaza de toros, muy bien porque teníamos mucho tirón popular, pero ahora puedo ir a esos sitios. Trabajar en el teatro de Bilbao o en este teatro (Romea), estoy encantado de hacer teatro, es muy bonito.

  • ¿Lo consideras un salto de cantidad a calidad?  

Sí. Ahora puedo relajarme y tomarlo con  tranquilidad. He vivido el éxito de la televisión pero no me he dado ni cuenta. Ahora es cuando me estoy enterando de lo bonita que es esta profesión y de los románticos que somos algunos: Como yo.

  • ¿Alguna anécdota durante la gira teatral? 

Hubo un periodista que llamó a la productora pidiendo los teléfonos de María o el mío para hacer una entrevista, pero nosotros estábamos en una promoción y el periodista para no molestar pidió el teléfono del autor, Oscar Wilde.

Hay un momento en la obra en el que le ofrezco a “Salomé” una esmeralda y recito: Es la esmeralda más grande, la mía es la más grande. Entonces una periodista me dijo: Tienes esa cosa cómica y que gracioso cuando dices lo de la más grande. ¿Esta cenutria qué habría pensado?, es una esmeralda de lo que estábamos hablando. Ella dijo: ¿Tú no decías lo de la más grande por Rocío Jurado?. Es de locos, en ningún momento se habla de esta mujer, el que quiere ver, ve. El problema es de esa gente que no me quiere apartar de aquellos personajes que interpretaba, hay que darles un poco más de tiempo.

  • Mostrándote de otra manera al público, ¿no crees que puedes llegar a convencer? 

Ahora no me tengo que poner serio en toda entrevista. Que nadie imagine que la obra es un pitorreo, se respeta a Oscar Wilde. Tanto Gurruchaga como yo estamos dados a la comedia, al disparate, enajenación y a la cosa turbulenta porque el personaje lo requiere.Oscar Wilde tiene un toque humorístico.

Tiene elegancia y un humor inglés que está siempre presente. Por ejemplo, en “El abanico de Lady Windermere” todo son juegos de palabra y en “Salomé” es poesía pura.

  • Alguien dijo que Oscar Wilde le sabía a champán, ¿a ti a qué te sabe?  

A champán no porque me da acidez. El personaje es ácido, terrible. Acabo sudando aunque no se me va de la barriga, lo pierdo de los codos. Es una sensación agridulce, un verdadero placer interpretarlo. Entiendes que haya gente masoca y que le guste el dolor. Aquí duelen las cosas que se dicen, todo lo que ocurre, es pavoroso, con esa cabeza de Bautista por ahí, terrible. ¡Viva Oscar Wilde!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Entrevista "El sueño de Morfeo" / 16-7-05

Entrevista  "El sueño de Morfeo"  /  16-7-05

(Foto: Cristina Inestal)

El Sueño de Morfeo, una formación compuesta por dos asturianos y una canaria, grupo revelación del año con más de 50.000 copias vendidas de su primer disco, y a la espera de su tercer single, "Ojos de cielo", que se editará a finales del mes de agosto.

El primer proyecto musical de David y de Raquel fue Xemá, cuyo estilo era más acústico y ahora habéis cambiado. Ahora que ya estáis “consagrados”, ¿pensáis para futuros proyectos volver a vuestras raíces o por el contrario seguir en la misma línea?

David: El Sueño de Morfeo y Xemá son dos proyectos distintos. Xemá era más acústico que El Sueño de Morfeo, pero nuestro grupo hoy por hoy tiene claro y definido cual es su estilo. Nos basamos en las tres personalidades, por un lado la música pop, por otro el rock y luego los toquecillos celtas que hay en todas las canciones. De cara al futuro esos tres elementos van a estar, a lo mejor evolucionan pero siempre la base va a ser esos tres elementos porque estamos muy contentos con nuestro estilo.

Morfeo era un Dios que adoptaba una forma humana y que con una flor tocaba a los mortales para adormecerlos, pero él no dormía. Ya que tenéis una gira tan apretada este año con más de cien conciertos ¿os da tiempo para dormir? ¿A qué dedicáis el tiempo libre?

Juan: Son muchos conciertos y mucha gira, siempre hay tiempo. No descansas tanto como si estuvieras en casa pero estamos tan ilusionados y contentos, conociendo a tanta gente nueva y ciudades. Esto es nuevo para nosotros y una experiencia increíble y no nos da tiempo para pensar que tenemos sueño, el poco tiempo que tienes lo aprovechas al máximo.
D: Hoy tuvimos un rato después de comer y dormimos una siesta increíble.

Tanto tiempo fuera, ¿Vuestra familia ya lo tiene asumido?

D: En el caso de todo de todos. Por el mío propio está contentísima porque entre comillas profesionalmente llevo en la música desde los 18 años, desde que decidí dejar Económicas para dedicarme a la música. Ese momento cuesta asumirlo, pero ahora que las cosas van bien, también ellos están bien. En mi caso siempre me apoyaron, en aquel momento fue una opción alocada y ahora están disfrutando casi tanto como yo y entienden que estos años sean de mucho trabajo y también estamos haciendo lo que nos gusta y cumpliendo nuestro sueño.

¿Tiempo para alguna pareja?

D: Somos un trío.

Volviendo a Morfeo, a pesar de ser un Dios, como dije antes, adoptaba una forma humana. Lleváis más de 70 mil copias vendidas, el primer single estuvo 6 meses en los puestos más altos, os disteis a conocer en Los Serrano…, con todo esto, ¿no os habéis sentido como un Dioses en algún momento, pero con forma humana?, es decir, en el sentido profundo, ¿el éxito corrompe?

J: Nos sentimos privilegiados pero dioses para nada, todo lo contrario. Quizá dioses en el sentido de privilegiados porque tal y como está el panorama musical, es difícil sacar un disco y aún más conseguir una gira con tantos conciertos. Nos sentimos como si nos hubiese tocado la lotería, como si una varita mágica nos hubiese tocado a los tres. Lo que debemos hacer ahora es trabajar mucho ya que nos queda por aprender, somos un grupo que aunque llevamos muchos años peleando por la música, siempre se aprende y nos sentimos con ganas de ello y de hacer disfrutar y poder hacerlo con la gente en los conciertos.

A la hora de componer David ha dicho en alguna ocasión que la música va antes que la letra y Raquel y Juan que a la vez ¿cuál ha sido el proceso de las canciones de este disco para poneros de acuerdo?

Raquel: Cada canción tienes un proceso diferente. A la hora de componer lo que siempre solemos hacer es llevar una idea local, un estribillo o simplemente una melodía sin letra. Suele ser la música y la letra a la vez, porque solemos componer con la guitarra y vas cogiendo a la vez la música y la letra. Aunque no siempre es así, hay veces que tenemos una melodía pero si una letra. Normalmente solemos trabajar así en el local, llevar una idea y empezar a trabajar sobre ella

David de Oviedo y Juán de Gijón ¿no hay rivalidad entre vosotros?pero tenéis algo en común, ambos estudiasteis Económicas ¿cómo os dio por la música después de estudiar Económicas? ¿No habéis pensado dedicaros a la bolsa, si algún día no funciona esto, ser broker…?

D: Hasta ayer nos llevábamos muy bien, ayer para hacerse una foto Juán tapó el escudo del Oviedo y eso va a traer graves consecuencias.

Ambos tenéis algo en común, estudiasteis Económicas ¿cómo os dio por la música después de estudiar Económicas?

J: No nos conocimos en la facultad, luego seguro que coincidimos en la cafetería.
D: Tu estudiabas mejor, ibas uno años por delante.
J: Soy mayor que él, pero antes de empezar en la facultad ya veníamos tocando dos o tres años atrás.

Raquel, cuando decidiste marcharte a Oviedo a buscar tu sitio, hiciste clases de canto y empezaste con Xemá ¿en qué estuviste trabajando durante ese tiempo?

R: Yo mi sitio lo tenía encontrado y tenía claro que quería dedicarme a la música, a cantar, pero no todo es tan fácil. Me fui a Asturias a vivir, me busqué la vida trabajando en promociones de azafata, canguro, en tiendas de ropa, colegios, cursos extraescolares de canto, coreografía…, mil cosas hice, tan poco tiempo me dio para hacer muchas cosas. Al final, hasta pronto se nos ha cumplido el sueño y eso te hace valorar lo que te está pasando, aprovechar todo y vivirlo al máximo.

En cuanto al disco, hubo un primer single, nunca volverá, un segundo, ojos de cielo y va a haber un tercero del que ya está grabado el clip, que es okupa de tu corazón y que si no me equivoco, saldrá el mes que viene pero ¿sabéis la fecha exacta?

D: No hay fecha
R: Antes de que acabe el verano
D: A finales de Agosto, principios de Septiembre.
R: Aprovechamos entonces para grabar el video porque tenemos una gira considerable y así ya lo tenemos en marcha.

¿Qué opinión os merecen artistas como Fran Perea o La sonrisa de julia con quien tocáis esta noche?

J: La Sonrisa de Julia espectacular, de una calidad tremenda. Uno de los mejores grupos a nivel nacional y ahora mismo con un gran porvenir.
D: Fran se portó muy bien cuando hicimos la versión y estamos encantados con él.

¿Algún grupo que admiréis en común o con el que a todos os gustaría tocar?

R: En común es difícil, te diríamos grupos muy diferentes, yo del estilo pop, Juan del rock y David un poco más melódico o celta, cualquiera que colabore con nosotros estaremos encantados.

Con gustos tan diferentes, ¿os visteis dificultados a la hora de encajar desde un principio?

D: No. Es una combinación muy natural, en el sentido de que es la forma natural de cada uno de los tres. No es que nos haya cogido una empresa y haya dicho vamos a coger a un rockero…, al contrario. Es cierto que cada uno somos distintos, pero nos une el estilo que queremos darle, pop-rock con toques celtas. Entonces, los tres sabemos que en todas las canciones va a haber un poco de cada estilo, con lo cual, es fácil una adaptación y llegar a un acuerdo.

Para la gente que aún no os ha visto en directo, ¿qué tipo de público se pueden encontrar en vuestros conciertos?

J: Variado. Nos encontramos con gente de quince años, hasta los padres de cuarenta o cincuenta.
D: Los padres de los de quince.
J: Entre quince y treinta es la mayoría de la gente que va vernos.

Entrevista Iván y Amaro Ferreiro / 23-6-05

Entrevista Iván y Amaro Ferreiro / 23-6-05

(Foto: Belén Rueda)

• ¿Dejas alguna puerta abierta a la posibilidad de que el grupo “Los Piratas” se vuelva a unir?

Iván: Lo que trato de explicar cada vez que me hacen esa pregunta es que no es cosa de mi puerta abierta, ahora mismo estoy metido en otras historias. Todos los componentes de Piratas nos llevamos bien, nos vemos pero todos tenemos proyectos diferentes. La vuelta no es que queramos no tocar, sino que, cada uno tiene su historia propia. Es mucho más difícil, porque cada uno cuando empieza un proyecto nuevo se compromete con más gente. Lo que nos agobiaba en Piratas era el compromiso que había siempre.

• ¿Cómo lleva vuestra familia que estéis fuera tanto tiempo con la gira?

Amaro: La familia más contenta si cabe, no ha afectado, mucho más unida.

• Con el proyecto musical Rai Doriva & As Ferreiro os travestíais a Tamara e Ivonne y tocasteis en alguna boda ¿En esa celebración también os travestíais?

I: En una boda que nos contrataron y nos invitaron también nos travestimos en una primera parte, pero los de la boda nos hicieron pagar para que nos travistiéramos.

• ¿De donde viene la idea de ser las ferreiro?

A: Era un juego de palabras, un chiste privado entre hermanos.
I: En realidad, la idea original viene de los Smiths. Smiths en inglés significa herrero, y nosotros somos ferreiro y era una forma de ser los Smiths. Nos pareció una forma más simpática ser las ferreiro, que también significa lo mismo que the Smiths y tal como canta Morrisey debían ser las Smiths.
A: Como no hay diferencia en inglés pues siendo las ferreiro está bien.

• El año pasado estuvo Jorge Drexler en el Creajoven y este año le han dado un oscar, este año sois vosotros los invitados ¿Dónde os veis el año que viene?

A: Tenemos fechas hasta diciembre y después todo un misterio, currando y haciendo letras nuevas.

• ¿Para cuando un disco en solitario de Amaro?

A: Ya veremos, estoy ahí recopilando letras, pero tampoco le quiero dar mucha importancia, que no vaya a convertirse en algo esperado

• ¿No te sientes eclipsado por tu hermano Iván?

A: No. Encantado por la oportunidad que me da de tocar en toda España, acompañarle en la gira, me siento como en casa. Es lo mismo que hacía el año pasado en la playa, no hay mucha diferencia, entre tocar vestido de mujer y esto, en el fondo es lo mismo.

• Después de hacer Derecho, Amaro te encuentras metido en la música ¿Cuál fue vuestra experiencia con la Universidad?

A: Como todos los de mi edad necesitábamos ir a la universidad, era casi vital. A mi me vino muy bien porque yo pienso que los estudiantes son los ciudadanos más privilegiados de Europa Occidental.
I: Amaro cuando estudió en la universidad le encantó, pero yo cuando estudié la detesté.
A: La universidad me abrió la oportunidad de estudiar tecnología, vi mucho mundo y después, cuando tuve que empezar a trabajar, me eché atrás.
I: En mi caso, empecé cuatro carreras, cada año cambiaba. Llegué los primeros días a la universidad ilusionado esperando encontrarme a gente interesantísima, esperaba ver las grandes reuniones con los estudiantes, lo que me encontré fue a una pandilla de ignorantes que solo sabían de su asignatura, les importaba una mierda todo y solo querían aprobar. Entonces, descubrí que lo que quería era trabajar y que me habían engañado. Allí decían que el que no estudiaba no iba a tener nada y es mentira, porque varios amigos, excepto cuatro cracks que son ingenieros, uno de ellos trabaja en la agencia espacial europea, han llegado a ser algo empezando pronto a trabajar.
Tuve mucho miedo de dejar la universidad, por eso cogí cuatro carreras, por un acojone que es parecido a la presión judeo – cristiana de la culpabilidad. Esto es, aunque creamos que algo se puede hacer y la Iglesia dice que no, cuando lo hacemos no podemos evitar sentirnos culpables, estéticamente todos tenemos una historia. Con la universidad hay esa movida social, me acojonaba estar solo en el sentido de cómo me busco yo la vida. Desde que somos pequeños, nos enseñan a seguir un horario que garantiza un puesto de trabajo, y es mentira.

• Entonces a Iván no le gusta seguir normas ni horarios

I: A mí lo que no me gustaba es que nos estuvieran engañando con un temario. Para hacer una cosa no hace falta estar cinco años estudiando otra, la universidad le quita responsabilidad al estudiante. Amaro tuvo la suerte de descubrir una universidad de puta madre, donde impartían clases maestras y donde hay un tipo que da una clase, te suelta su rollo, pero te está contando algo interesante. No es como un pavo siguiendo un temario, que lo único que hace es dilatar en cinco años algo que puedes aprender en un año, para que estés pagando al Estado y te estén controlando esos años y no trabajes hasta que acabes. Este sistema nos promete una libertad y lo que hace es atarte. El universitario no quiere un trabajo que no sea el suyo, los universitarios son los que están más jodidos y viven menos felices. A los que les gusta su carrera y encuentran el trabajo adecuado, bien, pero a los demás que al final no van a tener su trabajo, no van a querer un trabajo inferior. Los que pensaron ser carpinteros cuando yo tenía veinte años fueron mucho más listos que yo, ahora tienen mucho más dinero que yo, y hacen un trabajo más bonito que el mío. La única diferencia entre el médico y el carpintero, es que estaba mal visto ser carpintero, porque se supone que es un trabajo de segunda. El ser músico también, hasta que se vende discos y eres famoso, mi trabajo no era digno en mi pueblo hasta que salí en la tele. Los trabajos solo tienen dignidad para los demás si ganas dinero, sin embargo, hay una contradicción con la universidad, muchos estudiantes cuando acaban su carrera se quedan frustrados porque no hacen dinero. Muchos universitarios aprenden de la hostia de una cosa y luego no tienen ni puta idea de fontanería. Al final alguien que sabe trabajar con las manos y sabe manejar el mundo, hacer que el mundo funcione, no los servicios del mundo sino el mundo, pues sobrevive. Muchos universitarios se frustran al ver a otros que les llevan cinco años de ventaja en el mercado de trabajo. Todo esto, lo digo en el sentido de que son discutibles muchas carreras, por ejemplo, Periodismo, se puede ser periodista sin ir a la universidad, es un oficio y no una carrera. Los buenos periodistas que hay en el mundo son tipos que empezaron aprendiendo a manejar una rotativa, entre otras cosas, y al final saben escribir una noticia. Para ser médico no, hace falta saber abrir un par de cuerpos y es distinto, más complejo.

• ¿Qué opináis acerca de los periodistas musicales?

A: Cuando estudiaba, los que conocí que hacían Periodismo acabaron siendo becarios y todos puteados.
I: La libertad de expresión está negada, lo que cuentan es una bazofia, porque si trabaja un periodista en El faro de Vigo vas a decir lo que te digan. En el Periodismo no existe para nada tu punto de vista pero si las ideas del partido que paga la publicidad, entonces no existe ningún tipo de libertad. Curiosamente, los periodistas se pasan toda la vida cuestionando la libertad de los demás que es lo más simpático que nos pasaba a Amaro y a mí. Si viene un periodista de la Rolling, vas a poner lo que la Rolling te diga, no tienes opinión de ningún tipo. Nosotros, los músicos somos más libres, más libre que yo, el búlgaro del acordeón que toca con nosotros esta noche.

• En las emisoras de radio de Cataluña debe haber un mínimo de horas de emisión de música en catalán. ¿Pensáis que es positivo para la defensa de la música tradicional?

A: Estamos totalmente en contra
I: En Galicia, con Piratas, lo sufrimos durante los 90 por no cantar en gallego, no teníamos hueco. Si no entras en tu tierra dentro del método, estás fuera. En Cataluña, es un problema porque si el 50% de la música es en catalán, el resto se lo reparten entre los que cantan en inglés, gallego, euskera o búlgaro. Si en una emisora, por llenar el cupo tiene que poner grupos en catalán que no interesan, luego los grupos en español están perjudicados porque además hay un montón de novedades en inglés.

• ¿Como gallegos apeláis al sentimiento nacionalista?

I: Ser gallego no significa tener cara de gallego, no me veo ni cara.
A: Vigo es una ciudad donde no se habla mucho gallego, me gusta mucho el idioma pero no lo practico.
I: En Galicia, está eso muy desunido, no estamos criticando. Hace un rato me llamaron por teléfono, me hablaron en gallego, contesté en castellano y a él no le parece mal. Los gallegos somos distintos, por ejemplo, los vascos parece que muchos jóvenes llevan el mismo corte de pelo y la misma chupa de cuero, da miedo cuando todos van igual vestido. Es normal, cuando en una franja de edades de 12 a los 17 años, ves a tres tíos que van igual, es cuestión de adolescencia, pero esa homogeneidad tiene que ir rompiéndose. En Galicia, hay gente que habla gallego y otra castellano, pero el gallego es totalmente distinto en cada zona, otro acento. También pasa lo mismo que en España, hay una mitad que es de derechas radical, y otra mitad que son progresistas.

• ¿Consideráis que Fraga aún puede perder las elecciones gallegas?

A: Aún tenemos la esperanza de que no, vamos a esperar.
I: Con nuestro carnet fuimos a votar allí delante de todos los del PP de nuestro pueblo. En Nigrán el PP sacó 7000 votos, el PSOE unos 4000 y 1300 el resto.

• Vivimos en una sociedad capitalista donde se encuentra: el artista y su obra. ¿Hacen falta más soportes, salas de conciertos?

I: Depende de los sitios, hay algunos con muchas salas. Hay que saber si a la gente le interesa eso, como vivimos precisamente en una sociedad capitalista, los artistas tenemos que sobrevivir a base de engañar a alguien para que pague. Da Vinci o Miguel Ángel, los artistas en general, han sobrevivido con alguien que ha puesto el dinero para su obra. Si un músico quiere tocar, tiene que buscarse un sponsor, en este caso no es como los de antes, que el rey es el que da por culo, sino una compañía de discos que necesita beneficios. Con Rai Doriva & As Ferreiro teníamos planteamientos de si realmente a alguien le interesa lo que hacemos. Nosotros hacemos música de puta madre, pero también la hay en Canadá y no nos vamos a mojar por ella. Hay demasiada música, novedades, todos tenemos discos de sobra en casa para que si no nos dieran ningún disco más, disfrutar toda nuestra vida con hermosas canciones. Deberían haber más salas y apoyos, lo que no puede ser es como en el cine español, que les pagan por unas películas que no valen un puto duro. Pienso que no es que no haya que apoyar la música, sino que hay que dejar de apoyar el cine. Hemos llegado los músicos a la historia de búscate la vida, creo en ese rollo, pero me molesta por grupos que empiezan ahora y están perjudicados por la piratería. Como concepto de vida, búscate la vida, lo veo bien; canta la canción, si les gusta te aplauden y pagan la entrada, y sino jódete. Es mucho mejor que el pensamiento único de la radio, los artistas estamos obligados a ser listos, otra cosa es que los de los 80 y los 90 nos hayamos vuelto bastante cómodos, esto hay que hacerlo así, no yo no toco ahí, sueno como esto.
Está muy guai ser artista como Dalí, que cuando llega a América se hace un plan para hacerse millonario. Si lo que quieres hacer es lo que te dé la gana, como en nuestro caso, trata de sobrevivir, porque en nuestra posición podríamos vivir más cómodos.

• ¿Cuál es la clave para componer buenas canciones?

I: Para componer canciones hay que vivir la vida, para contar cosas hay que salir a la calle. Algunos artistas en sus discos empeoran porque dejan de vivir la vida.
A: La comodidad es tan increíble que no tienen nada que contar.
I: Hay algunos que aún haciendo eso consiguen llegar a algún sitio como Calamaro con “Honestidad Brutal”.
A: Lo de Calamaro, todas esas canciones, son vivencias de varios años, no es cosa de un momento.
I: Apoyo a muchos artistas pero cuestiono de ellos muchas cosas.

• Antes de sacar a la venta vuestro disco ya lo piratearon por Internet ¿cuá es vuestra posición?

I: Es un camino muy jodido porque no estamos informados sobre ello, ni nosotros, ni nadie. Hay grupos que apoyan la piratería, son los que no venden muchos discos, y los que no venden si lo hacen, se ponen en contra.
A: Lo hemos vivido desde las dos partes y no sabemos que opinar, comos ínter nautas y músicos.

• Podéis presumir de tener muchos amigos dentro del panorama musical español como Bunbury o Amaral ¿Ellos no os han informado acerca de la piratería?

I: Ellos están menos informados que nosotros. Enrique que está a favor de la piratería, sostiene la teoría de que si estamos en un mar en el que hay marineros de verdad y marineros con su nueva chalupilla, si viniera un maremoto, no importa cuanto dinero tengas en tu barco sino todo lo que sepas sobre el mar. Para él la piratería es una tormenta que va a quitar toda la mierda de delante, el que tenga que sobrevivir lo hará. Estoy de acuerdo con su vaticinio, en el sentido de que Amaro y yo por mal que nos vaya, siempre tendremos un sitio donde tocar, cuando el viento esté a favor tendremos diez mil canciones esperando. Hay otros como, Bustamante, que si no nos llama, no le llevas canciones, no le dices lo que hay que hacer, si hay tormenta se come los mocos. En cambio, Nacho Vegas, Sexi Sadie o Los Planetas, van a salir a arriba porque ellos trabajan porque sí y son artistas, no porque la industria diga que lo son. La piratería afecta a las cosas que no son verdaderas, el disco que sabes que vas a escuchar cuando tengas cincuenta años, te lo compras. Según la teoría de Enrique yo creo en esa limpieza también, lo que pasa es que igual se le va la mano a la tormenta y arrasa con todo.

• ¿Cuál es la concepción de Iván Ferreiro de la música en general?

I: La música es algo natural, como follar o hablar, algo que los humanos hacen en todas las partes del mundo, al igual que descubren el fuego. La música existe desde hace muchos años sin que entonces hubiera ningún soporte para grabarla. La industria lleva de 50 a 100 años, si desaparecen los discos, la música permanece. Se puede ir todo a tomar por culo, caer una bomba nuclear y haber un Mad Max que cante con una lata y dos cuerdas

• ¿Qué cantaría ese Mad Max?

I: Cantaría lo que esa persona recordara de su cultura popular. Hay canciones a veces que no sabes ni de quien son. Por ejemplo, “Cumpleaños feliz”, la registró un ama de casa americana, pero no era de ella. Al igual que, “Feliz en tu día”, la registró Miliki y era una canción popular, no era suya. Con los Chunguitos pasaba mucho eso, se apuntaban canciones que eran de todos. Los discos marcan quien es el autor y se hace una organización necesaria, pero si se va a tomar por culo, tampoco pasa nada.

• No os consideráis ni cool ni alternativos ¿Cómo os definís?

A: Nos da igual las etiquetas, no las hay, las crea la gente.

• A todo le veis su cara política, entonces, ¿Qué debe cambiar en Galicia?

A: No sabemos lo que debe cambiar pero sí que tiene que cambiar.
I: Si los gallegos no quieren, no hay que cambiar nada. Nosotros que somos más demócratas, salimos perdiendo. Hay una situación, que es que el PP para gobernar necesita siempre la mayoría absoluta. Queremos que cambie Galicia, pero nos da miedo que la cabeza visible de esa gente del PP que no es tan demócrata como la otra mitad, si es lo que quieren, es lo que va a haber, y nosotros encantados. Como demócratas, tenemos derecho a quejarnos pero en ningún caso tendrá que ser lo que nosotros decimos. Amaro y yo tenemos buenos amigos del PP, ese partido lo que pasa es que se dirige a la historia de Fraga, por mis huevos y los mato a cañonazos. Es un problema que nos parece preocupante en la democracia. Por otro lado, hay gente con sus ideas que lo hace de puta madre. Hay una crispación tan grande, que puedes estar en un sitio o en otro, y nadie hace un acercamiento a los demás. El cambio será el que hablen unos con otros y abrir puertas.

• Iván, estás muy orgulloso de la letra de “Mi furia paranoica”, ¿del resto de las canciones del disco estás igual de satisfecho?

I: Igual, no diferenciamos. Amaro y yo amamos las canciones. Si una canción te dice lo que te quiere decir es tan amada como una propia.

• ¿Vuestras canciones cumplen alguna función social?

A: No sé si social pero emocional seguro.
I: En el momento en el que te sientes identificado con ella, la canción es tuya, independientemente de quien la haya escrito.
A: Identificado, puede parece que te sientes cerca de la persona que ha hecho la canción, pero no, escuchas la letra y te sientes dentro de ella, pero no se trata de una identificación con el artista.
I: Una canción es como un espejo, en el que uno se ve y cree estar viendo al artista, cuando realmente se ve a uno mismo. Cuando nosotros tocamos una canción, tenemos claro que os manipulamos, es parte del trabajo, que nosotros os contemos nuestra vida es imposible. Lo que hacemos es daros pistas y sois vosotros los que os podéis sentir identificados, pero nosotros no tenemos ni puta idea de lo que os ha pasado. Algo así como el tarot, todo el mundo puede ser orgulloso y un poco necio, los adjetivos calificativos sirven para todos. Pueden decir que un leo es alto, generoso, amigo de sus amigos, y puede haber quince mil tíos que lo sean, en una canción puede darse la situación en la que todos coincidimos en ella.

• ¿Qué significa que vuestro disco es en espiral?

A: En espiral significa que siempre aprendes y vas a algún sitio.
I: La vida es una vuelta continua, pero nunca se acaba en el mismo sitio, el mundo funciona como una espiral.

• ¿Para cuando un himno del Celta, versión ferreiro?

A: Nosotros tocaremos en himno del Rápido de Bouzas, que este domingo se juega el ascenso a segunda división B.
I: A mí no me gusta el fútbol, me gusta el Rápido de Bouzas, aunque nunca les he visto jugar.
A: Son gente muy de su barrio y muy cercana, y eso nos gusta mucho.

ENTREVISTA LORENZO ANDREO RUBIO / 6 - 6 - 05

ENTREVISTA LORENZO ANDREO RUBIO  /  6 - 6 - 05

(Foto: Archivo) 

Lorenzo Andreo Rubio (Alhama de Murcia, 1926), farmacéutico retirado y escritor, colaborador en diversos periódicos y revistas. En su haber varias publicaciones: Los brazos del pulpo, El emigrante a ultramar, Carretera de Aragón (Mención especial en el Premio Gabriel Miró), El valle de los caracas (Premio Águilas 1968) entre otras novelas. En la actualidad no ha dejado de escribir, acaba de publicar Recopilación Recopilada que reúne fragmentos de todas sus obras.

Nos citamos en la biblioteca municipal de Alhama de Murcia. Me recibe vestido con una camisa azul a rayas y unos pantalones grises. Se muestra sonriente y expectante. Lorenzo irradia vitalidad, nos dirigimos a la hemeroteca donde Loren, como afectuosamente le llaman, tiene su espacio reservado para escribir.
Se sienta cerca, como para que no me pierda detalle. Alguna ironía se le adivina en la comisura de los labios. Sus ojos me escrutan durante toda la entrevista, como buscando segundas intenciones en cada una de mis preguntas. Comenzamos la entrevista, habla sin temores ni reservas, desprende simpatía y bromea con su característico gracejo.
La vida de este hombre no ha sido fácil, porque él no ha querido que así sea. Es el segundo de siete hermanos, estudió Farmacia en la Facultad de Madrid y por aquel entonces ya tenía dentro el gusanillo de la escritura, según él “soy farmacéutico de profesión y escritor de vocación, pero si la vocación puede más que la profesión la acepta”.
Durante su etapa universitaria creo la primera tuna tras la guerra, en sus ratos libres escribía alegorías a sus profesores, aún recuerda una que le dedicó a su profesor de bioética orgánica, D. Cándido Torres y que decía así: “Ay Torres del alma mía, ¿dónde está tu candidez?, que me diste un cate un día y tras él vinieron diez”. En poco tiempo se hizo amo de la facultad. No aceptaba vivir una vida normal y tras acabar la carrera se marchó a América, dice que “allí las pasé canutas, descargué camiones, vendí sellos de caucho, lencería, hice de todo menos ser farmacéutico”. De alguna manera, tuvo la voluntad de hacer su vida en otro sitio, ya que, vivía sin problemas económicos.
Su prima, Mª Dolores; cambió la vida de holganza por el arte de la pintura, y no le ha ido mal, y él por la escritura, afirma que “yo vegetal primero, vivir después, vocación sin voluntad, cero, vida normal sin voluntad, nada, hace falta voluntad para hacer en esta vida algo provechoso.
Al cabo de varios años y tras adquirir mucha experiencia personal, se estableció en Murcia y finalmente compró una farmacia, gracias sobre todo al esfuerzo que puso su mujer, Tere, con la que tuvo cuatro hijos.
Actualmente reside en la Residencia de la Tercera Edad Virgen del Rosario de Alhama de Murcia, que fue anteriormente casa colonial de la finca La Cubana, propiedad de su abuelo y donde nació.
En el oficio de escritor, dice haber tres factores que fundamentales, la imaginación, la vocación y la experiencia personal, sostiene que “la imaginación tiene mucho que ver con las ensoñaciones y la literatura, la falta de ella hoy día se debe a que somos muy materialistas, tenemos los pies en el suelo, yo desde que nací estoy en las nubes”.
La literatura que funciona es la que vende, por tanto, la que contiene muchas escenas subidas de tono. Para él lo difícil es hacer que el lector imagine, indica que “los escritores que describen explícitamente las escenas de cama, toman a los lectores como tontos, la cama es para dos, no para dos mil”
En cuanto a su vida como escritor, ha sido larga e intensa, en el año 67 presentó una novela con el título “Más allá del océano” al Premio Planeta, quedó entre los siete finalistas. Pero cual fue su sorpresa cuando recibió una carta de Lara, fundador de la editorial, que le decía que la primera parte de la novela era de las mejores, pero que la segunda parecía que la había escrito deprisa, afirma que “ Lara tenía razón, pero me dijo que reescribiera la segunda parte, le cambiara el título a mi novela, y me volviera a presentar, pero arrumbé la novela en el cajón del olvido”. Unos años después, con ese mismo relato un poco cambiado, y con el título, “El valle de los caracas”, consiguió el premio Águilas de novela, aquel premio tuvo mucha difusión y Lorenzo asevera que “esa vida no iba conmigo, años después me encerré en mí mismo y así llevo unos treinta años”. Tras ganar aquel premio, le ofrecieron la presidencia del consejo de administración de la Hermandad Farmacéutica y la vicepresidencia del Real Murcia CF., entre otros cargos, él dice que “no acepté porque tenía que pasar la escoba y echar a mucha gente a la calle, además requería mucha dedicación y no acepté”.
Hace unos días se ha editado “Recopilación recopilada”, se trata de una antología de todos sus relatos y escritos, o como él lo define “una ristra que entretiene, menea neuronas del encéfalo y tira a dar” además recalcó “si mi último libro lo escribe una persona conocida, le puede sacar más provecho que yo”
Todos los días va a la biblioteca municipal con su carpeta de folios bajo el brazo, un canto al trabajo bien hecho, a ese trabajo cargado de sarcasmos y que estalla en sonrisas, que hace olvidar abrumadoras miserias y siembra en los dolores la flor de las carcajadas. Lorenzo tan solo quiere que figure en su epitafio la frase: “Por favor, hagan poco ruido para que no me despierte”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres